lunes, 26 de junio de 2017

El letargo de un pueblo costero en Camagüey

El letargo de un pueblo costero en Camagüey
REINALDO ESCOBAR, Florida | Junio 26, 2017

"El agua de mar lo limpia todo", reflexiona Agustín mientras pregona su
mercancía. Este antiguo ayudante de forense, a sus 74 años, se dedica a
alquilar cámaras inflables para los pescadores de Playa Florida, en
Camagüey, una franja costera donde los turistas apenas llegan y la
crisis económica se hace sentir con fuerza.

"Vine aquí para quitarme el olor a muerto y lo logré", bromea el
trabajador, uno de los pocos vecinos que este viernes se veía en las
despobladas calles. A cada lado, muchas de las pocas casas que no
parecen vacías, exhiben un cartel de "se vende". "Toda Playa Florida
está a remate pero nadie la quiere comprar", ironiza un residente.

Carente de la belleza natural de la costa norte, sin industrias
funcionando ni importantes cultivos, la zona atraviesa tiempos de
penurias que se han agudizado en los últimos años. En la carretera de
entrada, un ancla carcomida por el óxido adelanta al visitante el
letargo que encontrará en el lugar.

Solo 40 kilómetros separan al poblado de pescadores de la cabecera
municipal, pero se necesitan entre cuatro y seis horas para cubrir el
trayecto debido al mal estado del camino y al poco flujo de transporte.
A ambos lados de la vía, el marabú se alza desafiante.

La incomunicación se ceba con el pueblo. En ningún lugar entre sus
apretadas calles se ha instalado un teléfono público y los celulares
solo logran captar la señal en los alrededores del consultorio médico,
debido a la mala cobertura del área.

La escasa movilidad también ahoga a los pequeños negocios de la zona. El
restaurante particular Comida Criolla sobrevive a duras penas después de
cinco años abierto. Alfredo, el chef de la paladar, cuenta que "de vez
en cuando llega algún turista extranjero". Gente que "anda explorando
todos los rincones con un mapa en la mano", pero son los menos.

De los 4 millones de visitantes que arribaron a Cuba el pasado año,
apenas unas decenas llegaron hasta esta costa sin arenas blancas ni agua
cristalina, donde para darse un chapuzón el bañista debe usar calzado y
evadir el fango, las piedras y las raíces de los mangles.

"Sin turistas no hay dinero", cuenta a 14ymedio Bururú, un improvisado
agente inmobiliario. El elevado número de viviendas en venta ha
provocado un desplome de los precios en la zona. "Una casa de dos
habitaciones, con portal, cisterna y jardín puede costar hasta menos de
1.000 CUC", comenta.

"A esta le pusieron un jacuzzi en el baño y todos los muebles que tiene
adentro son de la shopping", afirma Bururú mientras señala un inmueble
recién pintado. El negociante se toma su tiempo para describir las
características de cada vivienda, deseoso de poder concretar al menos
una venta.

"La gente no quiere quedarse porque aquí no hay nada que hacer", explica
a 14ymedio. El hombre achaca la estampida a que "no hay opciones
recreativas y tampoco dónde trabajar". "[La pesca] no es tan buena como
en otros lugares, así que da para comer pero no para vivir del mar",
remacha.

Apostado cerca de la costa, un pescador quita las escamas a un róbalo
que ha capturado en la mañana. "Lo tengo comprometido a una familia que
lo quiere para celebrar el cumpleaños del hijo más chiquito", le
responde a una mujer que indaga por el precio del pescado.

"La pesca está muy afectada desde que hicieron el terraplén", asegura el
pescador. "En esta zona antes se conseguía una buena cantidad de
ostiones, pero eso ha disminuido mucho", agrega.

La estrecha y accidentada carretera de acceso parte en dos el humedal
que ha perdido parte del mangle en su zona sur. "Aquí vinieron expertos
a revisar y dijeron que al cortar el flujo de agua había aumentado la
salinidad y eso está matando al mangle".

El Programa de Pequeñas Donaciones de las Naciones Unidas entregó en
2009 un financiamiento de más de 40.000 dólares para la recuperación del
ecosistema, pero ocho años después los daños apenas se han revertido.
"El agua de mar ha entrado por el río Mala Fama tierra adentro", comenta
el pescador.

La costa también se ha afectado con la subida del nivel del mar, hasta
el punto de que los rumores de trasladar el pueblo han aumentado en los
últimos años. Unas empalizadas de madera intentan frenar el empuje de
las olas durante los huracanes, pero parecen ridículos palillos frente a
la inmensidad del Caribe.

El cuadro del deterioro lo completa la base de campismo Argentina donde
desde hace meses no llega el suministro de electricidad ni de agua.
Julia, la custodia que vela a la entrada del abandonado local, se
muestra categórica. "Aquí en Playa Florida lo único que hay en
abundancia son jejenes y mosquitos".

Source: El letargo de un pueblo costero en Camagüey -
http://www.14ymedio.com/nacional/Playa-Florida-salitre-abandono-unen_0_2243175666.html

Las condiciones de Donald Trump

Las condiciones de Donald Trump
26 de junio de 2017 - 11:06 - Por LUIS LEONEL LEÓN

Bienestar y desarrollo sin libertad es un espejismo, una trampa, un
imposible. Las más prósperas y democráticas sociedades contemporáneas lo
siguen demostrado
@LuisLeonelLeon / llleon@diariolasamericas.com

Pareciera inevitable: Donald Trump funciona como un liberador de
pasiones. Y su mirada hacia Cuba no es ni será la excepción.

Hace unos días viajó al teatro Manuel Artime de Miami para firmar, ante
cubanos y cubanoamericanos, sus directrices para con el castrismo.
Además de sus seguidores asistieron quienes al darle su voto anhelaban
cancelar el acercamiento promovido por Barack Obama, que no pocos de sus
críticos han calificado de extremadamente permisivo y a favor del
régimen, pero no de los cubanos. Criterio que comparte un amplio sector
del exilio y de la oposición interna, representada también en el evento.

La presencia de Trump desató fogosidades a ambos lados de la balanza.
Unos le agradecieron, otros reclamaron acciones más radicales contra la
dictadura y no faltaron los que automáticamente atacan todo lo que dice
o hace el presidente (sobre todo los entusiastas de Hillary Clinton que
aún no aceptan la derrota electoral, perdiendo de vista, o asumiéndolo,
que con tal de no que aceptar a Trump a veces terminan abrazando a
Castro). Así suelen ser las pasiones de los anti-Trump.

"Respetaremos la soberanía de Cuba pero nunca daremos la espalda al
pueblo" y "hasta que los cubanos no tengan elecciones libres y partidos
políticos legales, no levantaremos las sanciones al régimen cubano",
dijo Trump. Nos guste o no el presidente, los cubanos que vivimos en
democracia ahora podemos exigirle el cumplimiento de estas promesas. En
ello deberíamos concentrarnos.

¿Antes qué pasó? En sus ocho años de gobierno, a pesar de lo que arguyan
sus fanáticos, Obama no actuó bien con los cubanos, con el pueblo. No
era difícil prever que su apretón de manos con Castro -en el supuesto
caso de que fuera una estrategia para acabar la dictadura- no
funcionaría. Es una actitud ilusa, o de confabulados, proyectar que un
sistema que nunca ha hecho solo guiño de querer cambiar nada, iba a
dejarse asfixiar por un abrazo de reconfortante economía.

Hay quienes defienden que lloviznando la isla de "capitalismo"
(refiriéndose a retomar los negocios por cuenta propia que el castrismo
permitió en los años noventa y que luego asfixió) los cubanos podrán
acceder a la libertad. Idea que trueca la ecuación que hasta ahora ha
funcionado en el mundo. Muchos quisiéramos poder asumir la esperanza de
que una economía de timbiriche, que es a lo más que se puede aspirar en
el sistema cubano, traiga libertad y prosperidad al ciudadano promedio.
Fortalecer el capital de ese inescrupuloso Estado policial, eso sí. Pero
el camino al progreso es y será siempre al revés: primero la libertad.
Bienestar y desarrollo sin libertad es un espejismo, una trampa, un
imposible. Las más prósperas y democráticas sociedades contemporáneas lo
siguen demostrado.

No hay que ser muy listo para darse cuenta que los beneficios de la
apertura que Obama pactó con Castro son para la clase privilegiada del
régimen y sus adeptos. Basta escuchar el testimonio de los cubanos que
no temen contar la verdad, los opositores, que son parte del pueblo y
que desde el mismo día de la visita de Obama a La Habana, sufren el
aumento de la represión mientras las empresas estatales, controladas
cada vez más por los militares, se enriquecen, fortalecen y le dejan
bien claro a sus trabajadores que ellos son los capataces de la
plantación de los Castro.

Viéndolo en el contexto de las Américas, casi dos años después de la
muerte de Hugo Chávez y en medio del declive de Nicolás Maduro, el trato
de Obama con Castro, maquinado a espaldas de los legisladores
cubanoamericanos y de los opositores al régimen, fue un regalo de tanque
lleno en medio de una carretera desértica. Una entrega de casi todo a
cambio de nada, como reclamaron tantos exiliados.

Incondicionales de Obama expresan que su abrazo legitimador al régimen
hizo crecer el espíritu emprendedor del cubano. Otra gran falacia. Los
cubanos han sido tan emprendedores como otros pueblos, pero en 1959
Castro hundió al país en el totalitarismo donde no caben los
emprendedores, a no ser los alineados al Estado, por lo que en ese caso
no podemos hablar de sociedad civil sino precisamente de su contrario,
el Estado.

Otro daño profundo a nuestra nación es la vulgar cultura de
sobrevivencia impuesta por el castrismo que afecta a más de una
generación. Es lamentable que el espíritu emprendedor se vea obligado a
reducirse a puestos de ventas de croquetas (las grandes paladares y
cadenas están en manos del régimen) y el cubano sigua mendigando todo,
incluso el más mínimo "permiso" de libertad. Un derecho que jamás fue
condición de Obama para restablecer relaciones.

Por estos días hay quienes han intentado comparar los discursos de Trump
en la Pequeña Habana, en un teatro repleto de cubanos libres, y el de
Obama en La Habana, ante un auditorio mayormente formado por cubanos
presos del régimen y de sus propios temores, frustraciones, penas,
complicidades.

En su mediático discurso en La Habana, no sé si por el peso de su ego,
por su ceguera, o por resbaloso contubernio, Obama afirmó,
equivocadamente, que con su visita enterraba "el último resquicio de la
Guerra Fría en el continente americano". También dijo, como buen
populista, que le extendía "una mano de amistad al pueblo cubano". Frase
ante la que no pude evitar recordar el juego de policía malo, policía bueno.

En su lindo discurso a los cubanos, Obama habló de democracia, pero
dirigiéndose a Castro como un legítimo presidente y no como el cruel
dictador que es. Jamás habló de violaciones de derechos humanos,
crímenes de lesa humanidad, libertad para los presos políticos. No
mencionó a los grupos opositores (siquiera a los que fueron brutalmente
golpeados y encarcelados la víspera de su visita). No le dijo que sabía
que los cubanos llevaban décadas viviendo bajo un sistema policial, sin
esa "democracia" de la que él hablaba. No encaró al dictador y le dijo
que la democracia era justamente todo lo contrario a lo que sucedía
todos los días en Cuba. Habló, tal como hizo Castro, de "diferencias".
Pero sin mencionar las palabras prohibidas: dictadura, totalitarismo,
elecciones pluripartidistas y libres ni mucho menos represión. Algunos
justifican su cautela argumentando que no podía hacerlo, o que esa no
era su estrategia o que no era políticamente correcto. Si el trato entre
Obama y Castro requirió de no mencionar temas tabúes ni afrontar ciertas
realidades, entonces no fue un trato sino un teatro. Y en un teatro
largo y espantoso llevamos viviendo los cubanos desde 1959.

Una gran diferencia entre los dos discursos, es que mientras Obama
escuchó a los victimarios y apelaba (según hizo creer) a la capacidad
redentora del abrazo a los sicarios, en cambio Trump escuchó a las
víctimas, y especialmente a quienes mejor podía escuchar entre ellas:
los disidentes, los más afectados por el régimen y los que narran,
trascendiendo la coacción, la realidad de la isla. Mejor termómetro no
podía emplear.

Trump tampoco podía olvidar señalar a Venezuela, baluarte internacional
del corrupto y nefasto proyecto del socialismo del sigo XXI, que aunque
por la decadencia económica del chavismo ya no le aporte al castrismo la
misma cantidad de suministros que hace unos años atrás, sigue siendo una
importante fuente de recursos, no sólo de petróleo, obtenidos gracias al
narcotráfico y al trabajo sucio de los oficiales castristas dedicados a
la inteligencia militar y la represión, tareas por las que se llevan una
buena mascada de lo que Maduro le roba a los venezolanos.

El presidente no cerró la puerta y tiró la llave de las negociaciones
con La Habana. Lo que hizo fue poner condiciones, como siempre se debe
hacer en toda negociación justa y como jamás quiso hacer Obama. De ahí
el fracaso de su complaciente política. Trump dejó la mesa servida con
las condiciones de la democracia, recordando que el primer paso para
negociar con una dictadura es tratarla como tal. No abrazarla. Sólo el
temor, el fanatismo, el rencor o la ceguera pueden impedir aceptar lo
que es necesario.


Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura
editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Source: Las condiciones de Donald Trump | Gobierno de Trump, Cuba -
http://www.diariolasamericas.com/opinion/las-condiciones-donald-trump-n4125289

284.565 estadounidenses visitaron Cuba en los primeros cinco meses de 2017

284.565 estadounidenses visitaron Cuba en los primeros cinco meses de 2017
25 de junio de 2017 - 14:06 - Por VERÓNICA EGUI BRITO

Una encuesta realizada por Morning Consult advierte que el 65% de los
votantes apoya el mantenimiento de la política de Cuba lanzada por
Obama. Solo un 18% se opone a ese acercamiento

En los cinco primeros meses de este año 284.565 estadounidenses
visitaron Cuba, un aumento de 145% con respecto a 2016, cuando 116.604
norteamericanos viajaron a la isla. De hecho, dicha cifra ya supera todo
el turismo estadounidense que hubo el año pasado, informó Josefina
Vidal, directora para EEUU del ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

En ese mismo período, 166.455 cubanos que viven en EEUU visitaron su
nación de origen, 45% más con respecto a los 114.391 que lo hicieron en
2016, luego de que el presidente Barack Obama flexibilizara los viajes a
la isla tras restablecer las relaciones diplomáticas con Raúl Castro en
diciembre del 2014, luego de 53 años.

Aunque el turismo estadounidense a Cuba sigue estando prohibido, Obama
flexibilizó los viajes a través de 12 categorías, entre las que se
incluyen motivos religiosos, culturales, educativos, ayuda humanitaria e
intercambios personales. Desde agosto de 2016 comenzaron a volar hacia
La Habana una decena de aerolíneas aéreas estadounidenses y se iniciaron
los viajes en cruceros.

Sin embargo, a solo treinta meses del deshielo entre EEUU y Cuba, el
nuevo presidente estadounidense Donald Trump promete revertir la
apertura con la isla al limitar los viajes, y prohibir el comercio con
empresas asociadas con las Fuerzas Armadas.

Pero como acabar con un legado no es tarea fácil, Trump no hizo los
cambios medulares de las políticas de Obama hacia Cuba. Se mantiene
abierta la embajada estadounidense en La Habana, no se prohíben los
vuelos comerciales ni los cruceros, y la polémica política de pies secos
y mojados que derogó el demócrata, antes de entregar el mando al
magnate, no será restituida.

De hecho, de los nueve proyectos de ley que están en el Congreso para
proponer la liberación de las restricciones con Cuba, cinco han sido
introducidos por congresistas republicanos.

Adicionalmente, la población estadounidense no parece avalar la política
bilateral que propone Trump. Una encuesta realizada el 12 de junio por
Morning Consult en nombre de Engage Cuba, una organización que favorece
la liberalización continuada y ampliada de la política estadounidense
hacia la isla, advierte que el 65% de los votantes apoya el
mantenimiento de la política de Cuba lanzada por Obama. Solo un 18% se
opone a ese acercamiento.

La oposición ha Trump vendría incluso de sus filas partidistas; seis de
cada 10 republicanos están a favor de la reducción de los viajes y las
restricciones comerciales. Incluso 44% de los votantes de Trump apoyan
que cesen las restricciones del gobierno de los Estados Unidos hacia
Cuba, según el estudio de la Consumer Research de la Sociedad Americana
de Agentes de Viajes (ASTA, por sus siglas en inglés).

Casi un tercio de los partidarios de Trump no opinan sobre el asunto,
mientras que el 27% se opone fuertemente, o en cierta medida, a
facilitar los viajes a Cuba.

Impacto de revertir las políticas de acercamiento

De acuerdo al informe "El impacto económico del endurecimiento de las
regulaciones de EEUU sobre Cuba", realizado por Engage Cuba, revertir
las políticas hacia la isla provocaría pérdidas económicas para EEUU
superiores a los 6.600 millones de dólares, afectando 12.295 puestos de
trabajo.

En el desglose de Engage Cuba, las tres áreas afectadas serían la
industria de viajes, con pérdidas de 3.500 millones de dólares y 10.154
puestos de trabajo; la manufactura con 929 millones de dólares y 1.359
empleos; y el envío de remesas con 1.200 millones de dólares y 782 trabajos.

Una reversión de estos cambios resultaría en una desaceleración
comercial y pérdida de miles de empleos, incluso antes de que se tengan
en cuenta los efectos inducidos.

"Antes de cambiar las regulaciones, la Administración debe considerar
cuidadosamente las futuras oportunidades para los negocios de EEUU. Cuba
necesita inversiones en todos los ámbitos: telecomunicaciones,
agricultura, construcción, vivienda, farmacéuticos y biotecnológicos, y
energía, además de la necesidad de importaciones para el consumo
(alimentos, bienes de consumo, bienes de consumo duraderos), y los
exportadores estadounidenses son los mejores para satisfacer estas
necesidades", sentencia el estudio de Engage Cuba.

Source: 284.565 estadounidenses visitaron Cuba en los primeros cinco
meses de 2017 | Cuba, EEUU -
http://www.diariolasamericas.com/america-latina/284565-estadounidenses-visitaron-cuba-los-primeros-cinco-meses-2017-n4125233

Discurso y medidas de Trump sobre Cuba generan intenso debate

Discurso y medidas de Trump sobre Cuba generan intenso debate
NORA GÁMEZ TORRES
ngameztorres@elnuevoherald.com

Y allá vamos otra vez. Como casi siempre sucede con el tema cubano, el
anuncio de un cambio de política de Estados Unidos, realizado por el
presidente Donald Trump en Miami la semana pasada, ha generado una
intensa controversia.

Rodeado de exiliados y disidentes cubanos, y entre gritos de "U.S.A",
Trump anunció la "cancelación" del acuerdo alcanzado por el presidente
Barack Obama con el gobierno de Raúl Castro. Asimismo, firmó un
memorando que prohíbe las transacciones directas con las empresas
controladas por los militares cubanos, entre ellas las que pertenecen al
Grupo de Administración Empresarial (GAESA), y elimina los viajes
individuales de estadounidenses bajo la categoría autorizada de
"contactos pueblo a pueblo". El memorando también ordena al Departamento
del Tesoro la realización de auditorías a los viajeros estadounidenses
que vayan a Cuba.

La verdadera extensión de las medidas sólo podrá conocerse cuando las
distintas agencias federales implementen las nuevas normas. No obstante,
queda claro que el gobierno de Trump no dio marcha atrás completamente
al deshielo.

Entusiastas, escépticos, expertos y críticos se han volcado a alabar,
analizar, cuestionar o rechazar la nueva política. Estas son algunas de
las reacciones al discurso y las medidas tomadas por Trump.

Jorge Luis García Pérez "Antúnez", opositor: "El haber mencionado los
fusilamientos, la cárcel, la situación de los derechos humanos en Cuba,
eso habla por sí solo... La presencia de un conglomerado bastante
numeroso de organizaciones del exilio y de miembros de la resistencia
interna allí [en el teatro Manuel Artime] de diferentes generaciones y
épocas, eso tiene una carga más allá o más importante que las propias
medidas que se van implementar. Ya eso constituye de por sí una gran
victoria".

Marcell Felipe, presidente de Inspire America: "Lo más significativo que
sucedió el viernes es que se derogó la directiva presidencial de Obama
de octubre de 2016 donde [sic] el presidente publicó que la democracia
en Cuba ya no era un objetivo de la política americana...[Otro aspecto
es la] Parte simbólica, el presidente dejó bien claro y reafirmó que no
había negociación ninguna con la dictadura castrista hasta que se
cumplan los requisitos de la Ley Helms-Burton. Eso es un cambio de
política dramático...

CubaOne Foundation "La administración de Trump ha dicho que su objetivo
es apoyar al sector privado cubano. Nosotros apoyamos fuertemente este
objetivo pero nos preocupa que la complejidad de la regulaciones, las
amenazas de realizar auditorías y el lenguaje incendiario pueda hacer
más daño que beneficio. Un cambio en el tono y mayor claridad serían
bienvenidos.

Algunos argumentan que las nuevas regulaciones dañarán al sector privado
y nosotros no vamos a emitir juicio sobre este aspecto de la política
hasta que las nuevas regulaciones hayan sido redactadas y publicadas. No
obstante, continuaremos alentando a quienes diseñan las políticas a
crear medidas que apoyen la actividad del sector privado y faciliten el
acercamiento entre el pueblo americano y el cubano".

Cuba Study Group "El anuncio del presidente Trump indica hoy hasta qué
punto se ha movido el debate sobre la política hacia Cuba, a pesar de la
intensa presión de los escasos partidarios de la línea dura en el
Congreso. Muchos de los logros de la normalización permanecen intactos.
En el mejor de los casos, esta es una victoria parcial para aquellos que
esperaban revertir el aumento de los lazos bilaterales. Sin embargo, el
Cuba Study Group reitera su opinión de que el flujo completamente libre
de personas, ideas, información y bienes ayuda —en lugar de
obstaculizar— el logro una reforma significativa en la isla. Por lo
tanto, exhortamos al presidente Trump a rechazar las medidas parciales
que ha propuesto hoy y seguir una política de plena normalización con la
isla".

Alan Gross, ex contratista que estuvo preso en Cuba 5 años y fue
liberado el 17 de diciembre del 2014 "Debo expresar mi preocupación por
la falta de claridad en lo que el presidente de Estados Unidos realmente
desea que genere el Departamento del Tesoro a partir de los próximos 30
días [las regulaciones]. Además de eso, casi todo lo que discutió el
presidente, sin entrar en detalles, dañará al emergente sector privado
de la economía. Por ejemplo, al restringir los viajes individuales a
Cuba para favorecer los viajes en grupos, el negocio de Airbnb
probablemente se afectará porque no puede acomodar grupos. Del mismo
modo sucederá con los pequeños restaurantes privados, las aerolíneas
estadounidenses, los taxis privados, etcétera... Y eso sólo es el
inicio. [Las medidas de Trump] no causarán la renuncia del gobierno cubano.

Myriam Celaya, periodista independiente "Lo cierto es que hasta el
momento el gran ganador de las propuestas de Trump es precisamente el
castrismo, toda vez que la retórica de la confrontación es el campo
natural de su discurso ideológico al interior y al exterior de la
isla... Mientras tanto, el "pueblo cubano" —sin voz ni voto en toda esta
saga— sigue siendo el perdedor, apenas un rehén de políticas e intereses
muy ajenos cuya representación se disputan a porfía tanto la dictadura
como el gobierno estadounidense y una buena parte de la oposición.

Habrá que dar al señor Trump las gracias por nada. Una vez más se
enmascara la verdadera causa de la crisis cubana —esto es, la naturaleza
dictatorial y represiva de su gobierno— y vuelve a colocarse la
"solución" de los males de Cuba en las decisiones del gobierno
estadounidense". (Cubanet) 

Michael J. Bustamente, profesor de la Universidad de la Florida "Los
mayores perdedores en todo esto son los cubanos de a pie, no los
estadounidenses... La Casa Blanca afirma que las nuevas medidas están
destinadas a "canalizar fondos hacia el pueblo cubano" y no hacia el
gobierno cubano, específicamente los militares. (No importa que la
administración parezca estar perfectamente dispuesta a comerciar con
fuerzas armadas represivas en otros lugares.) En realidad, el
efecto—especialmente el de las nuevas restricciones de viajes—será
exactamente lo contrario. Al eliminar los viajes individuales [en la
categoría de contacto] de persona a persona, es muy probable que muchos
menos ciudadanos estadounidenses visiten la isla y se alojen en casas
privadas, [y visiten], restaurantes y otras pequeñas empresas de los
cubanos. En cambio, la nueva política obligará a los viajeros a
[participar de] un mercado más limitado de viajes en grupo para los
contactos pueblo pueblo, que se seguirán permitiendo, pero son
administrados por organizaciones estadounidenses en colaboración con
agencias de turismo patrocinadas por el gobierno cubano." (Foreign Affairs)

John Kavulich, presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council ¿El
presidente Donald Trump canceló inmediatamente "el acuerdo completamente
unilateral de la última administración con Cuba"? No, no lo hizo.
¿Recibió el gobierno de Cuba más de lo que ofreció al gobierno de Obama?
Desde una perspectiva comercial y financiera, absolutamente cierto...

La respuesta del gobierno de Cuba a las iniciativas del gobierno de
Trump no tendrá la elasticidad de años anteriores debido a las presiones
cada vez más negativas sobre la economía... de los precios de las
importaciones y exportaciones, la falta de recursos financieros y la
disminución de relaciones beneficiosas como las que tiene con Venezuela
(...) Si Cuba mantiene las políticas comerciales, económicas y políticas
que retrasan las oportunidades para sus ciudadanos, como Estados Unidos
define esas oportunidades y por lo tanto impone límites a la prosperidad
y el éxito, Cuba será rehén de los intereses de los Estados Unidos.

Es deshonesto absolver... al gobierno de Cuba por contribuir al entorno
en el que las iniciativas del gobierno de Trump tratarán de aterrizar
(...) Tanto la acción como la falta de acción tienen consecuencias.

Blogueros oficialistas (entre ellos el cantautor Silvio Rodríguez) Los
blogueros cubanos que suscribimos esta declaración, así como en su
momento, seguimos y animamos el acercamiento entre las dos naciones, a
pesar de sus diferencias, rechazamos la vuelta al discurso ofensivo y la
política de las cavernas, tantas veces derrotada; reprobamos toda
intención de fuerza contra la isla, al tiempo que descalificamos a
terroristas y políticos tramposos como interlocutores válidos para los
cubanos.

El presidente Trump ha de saber que su mandato no se extiende a Cuba y
sus ofensas en el show de la "era del hielo" sólo sirven para reforzar
el sentimiento antiimperialista, como una razón más de unidad (Cubadebate).

Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. "Sin dudas,
la política del presidente Trump marca un retroceso en las relaciones
bilaterales... Anticipo que dichas medidas afectarán las relaciones del
gobierno de Estados Unidos con la América Latina y el Caribe y dañarán
gravemente la credibilidad de su política exterior (...)

Traerán daños económicos no sólo a las empresas estatales en Cuba, sino
también a las cooperativas y dañarán especialmente a los trabajadores
por cuenta propia o privados. Harán daño también y aumentarán la
discriminación contra la emigración cubana asentada en Estados Unidos.

Parece infantil la predicción de que con esta política podrían separar
al pueblo del gobierno o a los ciudadanos de nuestras gloriosas Fuerzas
Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, que son el pueblo
uniformado. Al contrario, estas medidas refuerzan nuestro
patriotismo..." (Granma)

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Source: Política de Trump hacia Cuba genera controversia | El Nuevo
Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article158141654.html

La nueva política hacia Cuba parece tener una ‘cláusula venenosa’ sobre las remesas

La nueva política hacia Cuba parece tener una 'cláusula venenosa' sobre
las remesas
MIMI WHITEFIELD
mwhitefield@miamiherald.com

William LeoGrande, profesor de la American University especializado en
las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, dice que todo parece indicar
que la nueva política hacia Cuba del presidente Donald Trump tiene una
"cláusula venenosa" con el potencial de reducir las remesas a más de 1
millón de cubanos.

El memorando sobre el fortalecimiento de la política hacia Cuba que
Trump firmó la semana pasada en Miami expresa específicamente que los
cambios normativos no deben prohibir "el envío, procesamiento y
recepción de remesas autorizadas", el dinero que se envía desde Estados
Unidos a familiares y amigos en la isla.

En este momento se pueden enviar remesas a prácticamente cualquier
persona en Cuba, con la excepción de los miembros del Consejo de
Ministros, que incluye al presidente, el primer vicepresidente, siete
vicepresidentes, ministros y un puñado de otros altos funcionarios y
altos cargos militares.

Pero el memorando de Trump amplía sustancialmente la definición de a
quién no se puede enviar dinero.

La nueva norma incluye no solamente a los ministros, viceministros y
miembros delos consejos de Estado y de Ministros, sino también a
miembros y empleados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, miembros
de las asambleas provinciales, directivos locales de los Comités de
Defensa dela Revolución, directores generales, subdirectores y altos
funcionarios de todos los ministerios y entidades estatales cubanas,
empleados del Ministerio del Interior y del Ministerio de las Fuerzas
Armadas, y empleados del Tribunal Supremo Popular.

El memorando también incluye a secretarios y primeros secretarios de la
Central de Trabajadores de Cuba, y altos director de los principales
medios de comunicación.

Esta categoría tan amplia tiene el potencial de incluir a una cuarta
parte de la fuerza laboral cubana, dijo LeoGrande. "Esto significa una
prohibición de recibir remesas a millones de personas que trabajan para
los militares y GAESA", dijo.

El Grupo de Administración Empresarial (GAESA) es un conglomerado
militar cubano que controla una amplia parte de economía cubana,
incluido el Grupo de Turismo Gaviota. Una de las piedras angulares de la
nueva política de Trump hacia Cuba es canalizar el dinero y las
actividades comerciales norteamericanas para alejarlos de GAESA, y en su
lugar alentar a los estadounidenses y sus empresas a desarrollar
vínculos económicos con pequeños empresarios cubanos.

Pero ampliar la prohibición de quienes pueden recibir remesas tiene el
potencial de afectar a muchas familias cubanas, las mismas que Trump ha
dicho que quiere apoyar con su nueva política, dijo LeoGrande. Muchas
cubanos dependen del dinero que reciben de familiares y amigos en otros
países porque los salarios cubanos son muy bajos. Se calcula que a la
isla se envían anualmente $3,000 millones en remesas.

Entre las interrogantes, que deben aclararse cuando se redacten las
nuevas normas, está cómo definir a los empleados del Ministerio de las
Fuerzas Armadas.

Todos los varones cubanos deben pasar por el servicio militar
obligatorio. "¿Significa esto que un soldado en servicio activo es un
empleado del Ministerio de las Fuerzas Armadas y no puede recibir
remesas?", preguntó Robert Muse, abogado de Washington. "Hay que esperar
a una definición más precisa de lo que eso significa".

Tampoco se se sabe si una persona que sea oficinista o empleado de bajo
nivel de una empresa de GAESA se considera empleado del Ministerio de
las Fuerzas Armadas.

Tratar de dejar en claro esas definiciones puede convertirse
potencialmente en un dolor de cabeza para las compañías de envío de
remesas, dijo Muse.

En respuesta a una solicitud de información, Western Union, que ofrece
servicios de transferencia de dinero a Cuba desde Estados Unidos desde
1999 y que más recientemente comenzó a manejar las remesas de otras
partes del mundo hacia Cuba, indicó: "Western Union no cree que los
cambios tienen por fin afectar el envío de remesas autorizadas a Cuba".

Por su parte, LeoGrande agregó: "Quedan muchas cosas por aclarar. El
memorando es muy ambiguo".

Los observadores de la situación en Cuba también señalan una parte del
memorando que instruye al Departamento de Estado a identificar a las
"entidades o subentidades" controladas o que funcionan a nombre
"servicios o personal militar, de inteligencia o de los servicios de
seguridad" cubanos, y publicar una lista de personas que se
beneficiarían desproporcionadamente de "transacciones financieras
directas a costa del pueblo cubano o los emprendimientos privados en Cuba".

Cuba: política de Trump es un 'retroceso' en las relaciones bilaterales
Algunos analistas se han centrado en la palabra "directa" del memorando.
Directivas anteriores de la Oficina de Control de Activos Extranjeros
(OFAC), entidad del Departamento del Tesoro, por lo general se refieren
a transacciones financieras directas e indirectas.

"¿Significa esto que no se puede hacer una reservación en un hotel de
Gaviota hotel, pero sí pagarle a una compañía de turismo española para
que te haga una reservación en el Saratoga?", se preguntó Muse. (El
Hotel Saratoga opera bajo la compañía Habaguanex, que recientemente fue
transferida a manos de los militares cubanos).

Source: La nueva política de Trump hacia Cuba parece tener una 'cláusula
venenosa' sobre las remesas | El Nuevo Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article158148809.html

Trump confunde a empresarios con cambio político sobre Cuba

Trump confunde a empresarios con cambio político sobre Cuba
Mundo
Alfredo Jiménez Pereyra
Publicado el 26/06/2017

Diversas reacciones en el mundo político y empresarial causó la nueva
política estadounidense contra el Gobierno de Cuba. Las voces, tanto de
apoyo como de críticas, no se dejaron esperar contra la administración
del presidente Donald Trump.

Las nuevas políticas de Washington pusieron dos restricciones
importantes: prohibir a estadounidenses patrocinar instalaciones
relacionadas con el Ejército cubano, y ejercer mayor control sobre los
viajes de ciudadanos de EEUU a la isla.

La revista Forbes, en su edición del pasado lunes, indica que aunque lo
anunciado por Trump no es exactamente una cancelación de la política
anterior, implementada por el expresidente Barack Obama, las medidas
tienen a empresarios y analistas desubicados.

Forbes cita como ejemplo el hecho de que los operadores turísticos, los
cruceros y las compañías aéreas de América seguirán siendo técnicamente
capaces de operar en Cuba, y los ciudadanos estadounidenses todavía
pueden comprar y traer a casa productos cubanos como el ron y los puros,
fruto del relajamiento de las reglas que trajo el deshielo con Cuba
iniciado por Obama en 2014.

Por su parte, la investigadora y experta cubana en la Escuela de Asuntos
Públicos Lyndon B. Johnson, de la Universidad de Texas, Julia Sweig,
dijo a Radio Martí, que existen muchas contradicciones al respecto.

Cuando los viajes a Cuba desde territorio estadounidense presuntamente
experimentaban un momento de auge, el presidente Trump anunció una nueva
política hacia la isla que probablemente hará que disminuyan
sustancialmente.

"La organización estatal de turismo Gaviota es propiedad del Ejército
cubano y posee la mayor parte de la infraestructura turística de la
isla", explicó a Forbes Marguerite Fitzgerald, socia de la oficina de
Miami del Boston Consulting Group, y autora del Informe del BCG sobre
turismo cubano.

La revista Forbes señala que el recorte en los viajes individuales de
estadounidenses a la isla significará que la creciente red de hospedajes
en Cuba tendrá un impacto negativo.

En un reporte reciente, Airbnb aseguró que 560.000 huéspedes pagaron
unos 40 millones de dólares a los anfitriones privados en Cuba desde que
la compañía entró en el mercado, en abril de 2015.

Esto en un país donde, según Airbnb, el salario promedio mensual es de
30 dólares. Este año, Cuba ha sido el noveno mercado de Airbnb para los
estadounidenses en el extranjero.

Apoyos

Por su parte, el escritor y analista político cubano Carlos Alberto
Montaner dijo a TV Martí que, a medio o largo plazo, si el Gobierno de
EEUU logra efectivamente privar de recursos al aparato militar, va a
tener consecuencias políticas importantes en Cuba.

Señaló que "el 80 por ciento de los ingresos que recibe el país van a
parar de manera indirecta a manos del Estado, donde hay una serie de
militares que controlan la economía (…) un modelo económico, yo diría
más preciso que el chino, pero más ineficiente e incapaz que es el
Capitalismo Militar de Estado".

El analista político considera que la nueva política de Trump puede
asfixiar al Gobierno castrista y beneficiar al pueblo cubano.

Reacciones

Senadores republicanos y demócratas lamentaron el retroceso que
significa la política hacia Cuba anunciada, al considerar que ignora los
intereses de los pueblos de ambos países.

El senador republicano por Arkansas John Boozman consideró que la medida
fue un paso atrás.

Al revertir las reformas que han beneficiado a los ciudadanos
estadounidenses, a los cubanos y a nuestra economía, no vamos hacia
adelante, lamentó el legislador.

Su correligionario Jerry Moran, senador por Kansas, se refirió a la
política del mandatario de poner a EEUU primero, y consideró que, en el
caso de su territorio y la comunidad agrícola del país, eso significa
exportar sus producciones a naciones de todo el mundo.

"Cuba es un mercado natural para los agricultores y ganaderos de nuestro
país, y cuando no vendemos a la isla otros lo hacen", manifestó en un
comunicado.

RECHAZO DE CONGRESISTAS DEMÓCRATAS

El demócrata Mark R. Warner, senador por Virginia y vicepresidente del
Comité de Inteligencia de la Cámara alta, sostuvo que la decisión de
revertir el progreso en las relaciones entre ambos países envía un
mensaje equivocado al mundo sobre el liderazgo norteamericano.

A su vez, Jeff Flake, miembro del partido demócrata y senador por
Arizona, estimó que cualquier cambio de política que disminuya la
capacidad de los estadounidenses para viajar libremente a Cuba no es en
el mejor interés de los norteamericanos ni de los cubanos. Recordó que
la propuesta de ley tiene 55 copatrocinadores totales y está convencido
de que se aprobaría en la Cámara alta, de 100 escaños, con el apoyo de
más de 70 miembros.

LOS CAMBIOS

El presidente Trump, sin embargo, avisó de que no romperá las relaciones
entre ambos países, mantendrá abierta la Embajada de EEUU en La Habana y
no restaurará la política de "pies secos/pies mojados", que durante más
de 20 años otorgó un trato preferencial a los migrantes cubanos.

Los cambios no entrarán en vigor hasta que los Departamentos del Tesoro
y Comercio ajusten sus regulaciones sobre la materia, un proceso que
deben iniciar en menos de 30 días, pero que podría durar "varios meses",
según la Casa Blanca.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, deberá publicar pronto una lista
de entidades relacionadas con el Ejército cubano, con las que las
empresas estadounidenses no podrán realizar transacciones financieras.

Habrá ciertas excepciones a esa prohibición: estarán exentos de ella las
operaciones gubernamentales, que incluyen a la base naval de Guantánamo;
las operaciones por aire y mar de viaje, carga o comercio; y las ventas
de productos agrícolas y médicos a Cuba.

También estarán exentas las transacciones para enviar, procesar y
recibir remesas; adquirir visados permitidos; los programas de apoyo a
la democracia en la isla y de expansión de telecomunicaciones e
Internet; y todas las operaciones para los intereses de seguridad
nacional o de política exterior de EEUU.

Mientras que la plataforma Airbnb, que conecta a propietarios de
viviendas con personas que buscan alojamientos turísticos, no se verá
afectada.

Los ciudadanos estadounidenses que deseen viajar a Cuba bajo una de las
12 categorías autorizadas por ley, la de actividades educativas, tendrán
que hacerlo acompañados en todo momento por un representante de una
empresa patrocinadora de EEUU.

Los viajes individuales para abrir contactos con el pueblo cubano
quedarán prohibidos, aunque podrán seguir haciéndose dentro de un grupo
organizado.

El Gobierno estadounidense deberá revisar las regulaciones de todas las
categorías autorizadas de viaje a Cuba.

Se espera que el Gobierno de Trump aplique más estrictamente la
normativa que pide a todos los que viajen a Cuba guardar durante cinco
años todos los recibos y documentos de transacciones relacionadas con su
visita.

Datos: Agencias e Internet

Source: Trump confunde a empresarios con cambio político sobre Cuba |
Los Tiempos -
http://www.lostiempos.com/actualidad/mundo/20170626/trump-confunde-empresarios-cambio-politico-cuba

Cuba vive un renacimiento de la clase media y sector privado, según informe

Cuba vive un renacimiento de la clase media y sector privado, según informe
26 JUN 2017 11h42

Fruto del histórico deshielo entre EE.UU. y Cuba y varias reformas
económicas internas, una nueva clase media con "alto poder adquisitivo"
se ha gestado en la isla, dando origen a un "verdadero boom en el sector
privado cubano", resalta en un informe The Havana Consulting Group (THCG).

Se trata de una clase media que ha crecido rápidamente y dado una clara
muestra de "autonomía económica, gran emprendimiento, poder innovador y
una tremenda fuerza para generar riqueza", indica el artículo elaborado
por Emilio Morales, presidente del THCG.

Aunque todavía de forma limitada, esta nueva clase media ha logrado en
el período 2010-2016 concretar modelos de negocio "muy exitosos y
lucrativos", que van desde "paladares" (restaurantes privados) y hoteles
para el alquiler de habitaciones hasta salones de belleza, talleres para
reparación de teléfonos celulares o venta de calzado.

Los "paladares" se convirtieron en 2016 en la modalidad más lucrativa de
negocio, con 1.716 licencias otorgadas y una facturación máxima anual
estimada de algo más de 693 millones de CUC (peso convertible cubano
equivalente a dólares).

En segundo lugar se situaron los salones de belleza, con 17.837
licencias y una facturación máxima estimada de unos 120 millones de CUC,
seguidos del mercado mayorista a distancia y el hospedaje (alquiler de
viviendas y habitaciones).

Según el THCG Business Report de junio, los emprendedores cubanos que
trabajan en las modalidades citadas y otras autorizadas por cuenta
propia "han formado un tejido empresarial muy exitoso".

Sin duda, destaca en el informe Morales, la ayuda económica de los
cubanos en el exterior supone un "factor clave" en el desarrollo del
naciente sector privado en la isla caribeña, un mercado de bienes y
servicios que se estima entre 2.500 y 3.800 millones de CUC anuales.

Especial relevancia alcanza el capítulo de las remesas enviadas por la
diáspora cubana, en la actualidad la principal fuente para el
sostenimiento del "comercio minorista dolarizado de la isla y su valor
total".

Así, entre los años 2009 y 2016, durante el mandato del entonces
presidente Barack Obama, los cubanos recibieron 21.235 millones de
dólares en remesas en efectivo, lo que supone un crecimiento del 108,4
%. Solo en 2016, las remesas ascendieron a 3.444 millones de dólares,
comparado con los 1.653 millones de dólares en 2009.

También ayudó la apertura económica puesta en marcha por el presidente
cubano, Raúl Castro, que "permitió la expansión del sector privado a 201
modalidades en un ambiente de leyes más flexibles".

El informe del THCG apunta que, al cierre de 2016, se reportaban unos
"535.000 cubanos trabajando directamente en el sector privado de forma
legal por medio de licencias", frente a los 157.371 que lo hacían en el
año 2010.

Morales recuerda que, no obstante, los emprendedores sufren numerosas
limitaciones por parte de la Administración cubana, como los altos
impuestos o la falta de un mercado mayorista para adquirir bienes.

Y es que, como subraya el artículo, el sector estatal cubano ha
alcanzado un peso en la economía como nunca había tenido en los 60 años
de Gobierno comunista.

De hecho, precisa, las Fuerzas Armadas cubanas "controlan sectores
estratégicos": el 85 % del mercado minorista, el 40 % del sector
hotelero, la Zona Especial de Desarrollo del Mariel y el 27 % de ETECSA
(empresa de telecomunicaciones estatal), entro otros.

Resalta también el informe el "crecimiento meteórico" del turismo
nacional en los últimos nueve años, con 991.122 cubanos hospedados en 2016.

Source: Cuba vive un renacimiento de la clase media y sector privado,
según informe -
https://www.terra.cl/economia/cuba-vive-un-renacimiento-de-la-clase-media-y-sector-privado-segun-informe,dc28687362383c370b5f04bcee372c59vj0fqq8u.html

El flujo de turistas rusos a Cuba se duplicó en 2017

El flujo de turistas rusos a Cuba se duplicó en 2017
© Sputnik/ Maria Plotnikova
14:10 26.06.2017

MOSCÚ (Sputnik) — El número de turistas rusos que pasaron sus vacaciones
en Cuba en los primeros cinco meses de 2017 se duplicó en comparación
con el mismo periodo del año pasado, según la Asociación de Operadores
Turísticos de Rusia (ATOR).

"En los primeros cinco meses de 2017, casi 47.000 turistas rusos
visitaron Cuba, más del doble que durante el mismo periodo de 2016",
dice el comunicado de la organización publicado este lunes.

Aumentó en más de un 50% el número de turistas rusos que viajó a Cuba
Se agrega que "un ligero crecimiento también es posible en verano".
La ATOR indica que, aunque Cuba se considera un destino "de invierno" en
Rusia, también permanece popular entre los rusos para las vacaciones de
verano debido a los bajos precios.

Los datos de los operadores turísticos muestran que el precio mínimo de
un viaje a Cuba de una semana para una persona oscila entre 45.000 y
55.000 rublos (750-920 dólares).

"Muchos (turistas) planean de antemano ir de vacaciones a Cuba en
verano, primero, por el precio de viaje, y segundo, porque en verano
hace un tiempo estupendo en Cuba", comunicó la directora de Venta
Directa, Publicidad y PR de ICS Travel Group, Anna Filatovskaya.

Source: El flujo de turistas rusos a Cuba se duplicó en 2017 -
https://mundo.sputniknews.com/mundo/201706261070269887-america-latina-la-habana-moscu/

Me cierran a mí porque soy privado

"Me cierran a mí porque soy privado"
Más trabas a los emprendedores cubanos. El régimen estudia no renovar
las licencias para fregadoras y alquileres con piscina
Lunes, junio 26, 2017 | Ernesto Pérez Chang

LA HABANA, Cuba.- A pesar de las lluvias intensas de las últimas
semanas, los principales embalses del país aún no alcanzan niveles de
almacenamiento que aseguren la estabilidad en el abasto de agua durante
los meses venideros. Esto es lo que informa el Instituto de Recursos
Hidráulicos de Cuba sobre la situación de intensa sequía que atraviesa
la isla, donde las provincias centrales resultan las más afectadas.

Junto al anuncio se han barajado una serie de medidas por parte del
gobierno para intentar mantener la situación bajo control, entre ellas,
reforzar el sistema de regulación en aquellas empresas estatales,
principalmente de los sectores productivos y del turismo, así como
mantener las restricciones en el otorgamiento de licencias a negocios
por cuenta propia, señalados como altos consumidores de agua potable.

Según Isabel Hernández, funcionaria de la Oficina Nacional de
Administración Tributaria, desde principios del 2017 se ha venido
estudiando la posibilidad de que, a partir del próximo mes de julio, no
se renueven las licencias a labores relacionadas con el fregado de
autos, así como a negocios de renta que tengan áreas de piscinas no
declaradas antes del otorgamiento del permiso de alquiler.

"A aquellas personas que obtuvieron la licencia antes de haber
construido la piscina, no se les renovará. De igual modo, ya no se
otorgarán licencias a negocios de piscinas en aquellas zonas que han
sido más afectadas por la sequía, o a aquellos que usan pozos excavados
de manera ilegal. Igual se incrementará el costo por el consumo de agua
en los casos de los cuentapropistas que conserven el permiso (…). Con el
fregado de auto, ya no se otorgarán nuevas licencias y los negocios que
aún existen es muy probable que desaparezcan ante la cantidad de
requisitos que se les exigirá, sobre todo con respecto al tratamiento de
las aguas, tanto potable como residuales", afirma Hernández.

Mirta, dueña de una casa de alquiler con piscina en Habana del Este, ha
sido advertida sobre la posibilidad de que su licencia no sea renovada,
ya que la piscina fue construida meses después de iniciado su negocio de
renta:

"Hay muchas personas en mi situación. Hicimos la piscina incluso con el
permiso que hay que sacar, pero ahora nos dicen que tenemos que
eliminarla si queremos que nos renueven la licencia. (…) Tenemos que
taparla, porque ni siquiera nos permiten tenerla vacía, eso es lo que
nos explicaron. Ya han venido varias veces (…). No entiendo cómo es que
los hoteles y las casas de los dirigentes puedan tener piscinas, mucho
más grandes, mientras yo tengo que clausurar la mía", dice Mirta.

En una situación similar se encuentra Reinier, dueño de una fregadora de
autos.

"Primero vinieron a decirme que debía reducir el gasto de agua. Eso fue
como en marzo, entonces cambié del fregado automático al manual, que es
mucho más costoso porque tengo que pagarle a más personal y el proceso
se demora más (…), pero bueno, ahorramos más de la mitad del agua que
gastábamos antes (…), ahora estamos sobre los ochocientos a mil litros
diarios, que eso es nada si te pones a ver que atendemos más de veinte
carros al día. (…) Ahora sí vinieron a darme el ultimátum, ahora es o
cierras o te cerramos, sin más explicación", manifiesta Reinier.

Las medidas de ahorro para enfrentar la prolongada sequía, aunque aún no
se han hecho efectivas, provocan disgusto entre los afectados. Mientras
unos están pensando en transformar lo que fuera el objetivo inicial del
negocio, otros han comenzado a adaptarse a las circunstancias. No
obstante, casi todos concuerdan en que ha habido un tratamiento injusto,
desigual, con respecto a las instituciones estatales.

Yosiel, dueño de un negocio de fregado de autos en Arroyo Naranjo, es de
los que advierte una actitud proteccionista por parte del Estado hacia
su sistema de empresas:

"Me cierran a mí porque soy privado pero no cierran las fregadoras del
Estado, y esas sí que gastan más. Lo justo sería que las cerraran todas.
(…) Igual, si las piscinas gastan, que las cierren todas, que dejen de
construir hoteles. ¿Por qué las medidas más severas son para el
particular? Porque somos el lado más débil de la cuerda", comenta Yosiel.

Según datos suministrados por la Oficina Nacional de Estadísticas y el
Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, entre los años 2010 y 2016
los negocios de renta de casas con piscinas superaron en más cinco veces
los que ya existían antes del año 2000, lo cual ha representado un
aumento de cerca del 200 por ciento de la demanda de agua, especialmente
en las zonas más frecuentadas por los turistas, tanto nacionales como
foráneos.

Igualmente, los servicios de fregado de autos han mostrado un
crecimiento que va desde el cero absoluto, antes del año 2000, hasta
unos 270 en todo el país, de los cuales cerca del 25 por ciento, ya sean
legales o clandestinos, se concentran en La Habana, Mayabeque y
Artemisa, con un gasto que supera los 400 mil litros diarios de agua,
una cifra que ha alarmado a las autoridades de la isla.

No obstante, las inversiones estatales relacionadas con el alto consumo
de agua potable, como la construcción de una veintena de campos de golf
con el objetivo de atraer turismo de altos estándares, no han salido
afectadas por las medidas de control y hasta se ha anunciado el interés
de continuar desarrollando esta variante inversionista, incluso asociada
a los negocios inmobiliarios.

Source: "Me cierran a mí porque soy privado" CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/destacados/cierran-mi-porque-soy-privado/

Hotel Manzana… de la discordia

Hotel Manzana… de la discordia
Entre pactar o combatir al emporio Kempinski se debate la cuestión
socialista cubana
Lunes, junio 26, 2017 | Pedro Manuel González Reinoso

VILLA CLARA, Cuba.- La mayoría de los nacionales que nunca podrán poner
un pie dentro del polémico sitio —por razones de dinero o
(des)vergüenza, tal como anteponía el díscolo Chibás— está dividida
entre quienes creen —falsa u honestamente— que es imprescindible para el
país desarrollista que vendrá que existan espacios elitistas para ricos
riquísimos, y los que abominan —secreta o públicamente— de las políticas
del estado catatónico nacional arrogadas ante el último suspiro.

Eduardo, antimachadista que había fundado el Partido Ortodoxo
decepcionado del Auténtico anterior, con apenas 18 años, participó en la
manifestación del 17 de diciembre de 1925 exigiendo la libertad de Julio
Antonio Mella, ese prócer cuyo busto arrancado ayer de la expropiedad
del banquero Pedro Gómez Mena por "carecer de valores esculturales" ha
armado escandalito entre genuinos indignados, intelectuales a la fuerza
y amanuenses versados —como Ciro Bianchi Ross—. Si algún heredero vivo
de don Pedro estuviese alerta, la extorsión le habría arañado también su
carapacho. Y tendríamos sobre el tapete comparsa de plañideras.

Al ser detenido por la fuerza pública en el exuberante Parque Central
(ahora desarbolado), Chibás enfrentó a los uniformados gritándoles:
"¡Una Constitución escrita con la sangre de Maceo y Martí debe ser
respetada!" No imaginaba el insigne patriota, defensor a ultranza de
Ramón Grau San Martín a pesar de su fama de pájaro, la maraña
constitucional que aparejarían después sus sucedáneos —próceres de
pluma, discurso y pacotilla—, y que fuera refrendada a perpetuidad en
versión estoica desde mediados de la segunda mitad del XX por un pueblo
zombi e indestetable, ya sin Maceo ni Martí tiñéndole con el ejemplo
acápites de coagulada gloria por ninguna rajadura de la teta.

Lo peor y menos provechoso de tal querella, sería entablar un
hipotético/peripatético debate a escala participativa nacional, porque a
las autoridades regentes les interesa un comino hacerlo aunque el pueblo
patalee, blasfeme y ruja. Siquiera lo intentarían con adeptos fieles e
incondicionales ideológicos al efecto "socialismo democrático", porque
la incondicionalidad económica —que es suerte de matriz de las modernas
virtudes—, hace mucho que voló del nido igual que el negro cucú.

Una de las razones morales que mueven a la reyerta verbal actual reside
en los precios —exorbitantes para el cubiche timorato o comunes a
foráneos acostumbrados al lujo incosteable y ajeno— de la merchantería
primermundista que en galerías de los bajos se ostenta. A nadie
interesará hospedarse nunca en suite presidencial de varios miles la
noche, porque pocos alcanzarían ni en sueños semejante investidura.

No habrá en largo tiempo "tra(d)ición" de vuelta

Puesto que la senda comercial diseñada al paseante raso es la única
posible desde el suelo, la ascensión de cederistas informantes a los
pisos hospederos estaría cooptada por un regimiento de bultos
infranqueables.

¿Se acostumbrarán los reacios del patio a esta cosmovisión llana del
mundo adelantado entrando "sin permiso" en casa pobre —pero "alegre y
bonita"—, y al entreguismo usurero que practican los mismos que azuzan
repudios y vendettas contra neo-plattistas/anexionistas bajo el
(des)orden caótico de sus finanzas domésticas?

Pasará el tiempo y lo que hoy alarma e indigesta a muchos, mañana será
pan comido. No resultará fácil entender lo que hasta hace poco fuera
contravención punible y posterior arresto. O algo aún más alarmante: que
haya una contrarrevolución abiertamente declarada desde dentro de sus
filas al monolítico bloque ideológico y sus dogmas, el que
periódicamente refunde el status acomodaticio dentro del cachivache
partidista. En pos de disolver —no resolver— incordios a cualquier
precio, hasta los inf(l)amantes harán lo que sea.

Empero, para abastecer piscinas, descargar baños y sofocar vanos conatos
internistas, una exclusiva flotilla de blanquísimas pipas —como mofetas
de palacio en traslación helvética—, descargan diariamente alud de aguas
buenas en barrio tan sediento y malo, el mismo que fotutea de vez en
cuando a la estatua del acuimensor Francisco de Albear cuando arrecian
escaseces, pero que sigue con sus fosos secos aún después de desmontada,
encalada y puesta a punto "manzanero".

La fruta será mordida por muchos menos ávidos de lo que se haya estimado
ingresarían al círculo infernal, quizá porque fue remodelada con
indostana ayuda, pensando en la huyuya yanquilandia postrumpista y sus
vasallos viajantines.

Todo que ver con el reestrenado Cuban way of life, o sea, con el real
modus vivendi de Nomenclatura & Allegados, los nuevos acaparadores de
propiedades y riquezas ("ilícitas") que serán públicamente decapitados,
en fin, sustitutos de vacantes que en molote glotón jamás creyeron en la
factibilidad del paraíso terrenal ni en el celestial veneno de la
serpiente. Así que apresuraron el banquete —para nada platónico— frente
a los pobres pobrísimos.

Que se haga, pues, puro jugo, La Manzana.

Source: Hotel Manzana… de la discordia CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/opiniones/hotel-manzana-de-la-discordia/

Alabama wondering what about Cuba trade in Trump era

Alabama wondering what about Cuba trade in Trump era
BY MARY SELL
Decatur Daily

MONTGOMERY, ALA.
Agriculture officials and industry leaders in Alabama for years have
lobbied for expanded exports to communist Cuba, a country they see as a
promising market for this state's poultry products.

Now they're waiting to see what President Donald Trump's recent, more
restrictive policy change with Cuba will mean for the millions of tons
of poultry that leave Mobile for the island nation every month.

Alabama Agriculture Commissioner John McMillan last week said exports to
Cuba could be impacted by that country's response to the president's
directive.

"Particularly, with Raul Castro stepping down in early '18," McMillan
said. "We're going to be anxious to see what the Cuban government's
policy is going to be.

". If something undesirable happens there, that would be on the Cuba
side," he said. "We hope that doesn't happen."

Earlier this month, Trump said the United States would impose new limits
on U.S. travelers to the island and ban any payments to the
military-linked conglomerate that controls much of the island's tourism
industry, The Associated Press reported. Trump also declared that: "The
harboring of criminals and fugitives will end. You have no choice. It
will end."

He said the United States would consider lifting those and other
restrictions only after Cuba returned fugitives and made a series of
other internal changes, including freeing political prisoners, allowing
freedom of assembly and holding free elections.

Cuba's foreign minister later rejected the policy change, saying "we
will never negotiate under pressure or under threat" and would refuse
the return of U.S. fugitives who have received asylum in Cuba.

About 7 million tons of poultry are shipped from the Port of Mobile each
month to Cuba. But Cuba has other options for importing agriculture
products, McMillan said, including Mexico, South America and Canada.

"They have choices. Some of those choices may be more expensive. That
may be our advantage," said McMillan, who has taken multiple trips to
Cuba and advocated for expanded agriculture exports.

There are human rights violations in China, but no one is cuttings off
trade there, McMillan said. "The bottom line, I think, is that the best
way to foment change down there is to continue trade with them."

Armando de Quesada, of Hartselle, disagrees. He was 10 when he fled Cuba
in 1962. On this issue, he agrees with Trump.

"Any dollars that go to Cuba automatically go to the Castro regime," de
Quesada said. "It's not like here . over there, the government owns
everything. There's no benefit to the Cuban people."

Growth of private industry is limited, and de Quesada doesn't think
opening relations between the two countries will effect change.

"I don't think enriching them helps the cause of freedom," he said. "It
doesn't help the people."

Agriculture shipments to Cuba weren't part of former President Barack
Obama's policy with the communist country. In 2000, Congress began
allowing a limited amount of agriculture exports to Cuba.

"We've been trading with them for some time," said Johnny Adams,
executive director of the Alabama Poultry and Egg Association. While
Obama made it easier, it's still cumbersome.

"We're not allowed to give them credit. They have to pay us up front
through a third party," Adams said. "Normalizing trade would make it a
lot easier."

Like McMillan, Adams has been to Cuba multiple times.

"We have the highest quality, most reasonably priced poultry in the
world, and we're 90 miles away," Adams said.

"Hopefully, everyone can sit down and work things out between the two
countries. We've enjoyed our relationship with the Cuban people and
would like to see it get better."

Source: Alabama wondering what about Cuba trade in Trump era | News &
Observer - http://www.newsobserver.com/news/business/article158213579.html

'Dicen que estamos robando clientes a los hoteles'. Arrendadores se quejan de las trabas del Gobierno

'Dicen que estamos robando clientes a los hoteles'. Arrendadores se
quejan de las trabas del Gobierno
AGENCIAS | La Habana | 25 de Junio de 2017 - 23:16 CEST.

Héctor y su pareja abrirán en julio próximo su tercer apartamento de
alquiler para turistas en esta capital. Ya disponen de dos en La Habana
Vieja que están ocupados casi todo el año, reporta IPS. Son parte de
los emprendedores cubanos que se han beneficiado con el incremento de la
llegada de visitantes extranjeros.

"Según mis cálculos, los precios de una habitación de un hotel se
parecen a los de los particulares, pero la gente a veces prefiere el
confort y la privacidad de un apartamento, sobre todo cuando las
condiciones de unos y otros no difieren mucho", opina Héctor, un
veterano en esta actividad.

De acuerdo con Mirta Díaz, una arrendataria de Centro Habana, en
ocasiones sus clientes han dicho que prefirieron su casa porque en el
hotel la habitación tenía olor a humedad o no cumplía con lo que se
espera de una categoría cuatro estrellas.

"Cuando alguien se decide a alquilar para el turismo, monta el lugar lo
mejor que puede: baño y muebles nuevos, aire acondicionado o split,
minibar, secadora de pelo y, además, trata a los visitantes como a
dioses. Por eso la gente nos prefiere", señala.

Hasta hace poco, en La Habana los alquileres particulares asumían en
parte el overbooking (sobreventas) en los hoteles, pero los hostaleros
privados han ganado espacio y son una competencia clara para los hoteles
que gestionan empresas extranjeras con entidades estatales y de los
militares.

Nancy, una arrendataria de Cienfuegos, llama a algún conocido cuando los
clientes le preguntan por un parqueo, les indica dónde pueden encontrar
las mejores ofertas gastronómicas o les prepara el desayuno para la hora
que se lo soliciten.

"Por eso la demanda ha crecido", dice.

Sin embargo, lamenta que "ya las empresas estatales de turismo no están
haciendo contratos con los particulares. Eso nos afecta. Dicen que le
estamos robando los clientes a los hoteles".

En lugares como Viñales, en Pinar del Río, y Trinidad, en Sancti
Spíritus, durante años el alojamiento privado ha superado al estatal y
absorbido el crecimiento de los arribos de visitantes.

"Todo iba bien, el número de habitaciones creciendo y la gente
beneficiándose de ello. Ahora ya se ve como una amenaza, cuando debería
estimular al sector estatal a mejorar su oferta para que ganen ellos y
nosotros también", comenta Osniel Romero, un trabajador estatal y a la
vez arrendatario en Trinidad.

De acuerdo con fuentes del Ministerio del Turismo en Trinidad, allí
existen 1.504 hostales privados que brindan 2.593 habitaciones.

Este segmento acaparó buena parte del crecimiento que experimentó el
territorio al cierre de la temporada alta, comprendida entre diciembre y
abril, que fue de más de 60.000 visitantes por encima de la etapa
precedente.

En Cienfuegos, como en el resto del país, el alojamiento privado
complementa el alojamiento estatal para visitantes internacionales,
según las autoridades locales.

"En Cienfuegos su crecimiento tiene mayor velocidad que el hospedaje
estatal, lo que permite disponer de 1.309 cuartos —de solo unos 600
registrados hace un año—, y se mantiene la tendencia de continuar
creciendo", dijo a la prensa local José Enrique González, delegado del
Ministerio del Turismo en la provincia.

En Cuba hay actualmente unas 66.850 habitaciones dedicadas al turismo
internacional en el sector hotelero, mientras otras 20.000 se encuentran
en viviendas particulares con licencia para rentar a extranjeros.

En los reportes sobre las alianzas entre arrendadores privados y
agencias como Viajes Cubanacán, Cubatur y Havanatur que venden paquetes
de ofertas a turoperadores y grupos de clientes, no se especifica
cuántos de estos contratos existían hasta inicios de junio, cuando se
paralizó "temporalmente" este tipo de acuerdo con la Resolución No.28
del Grupo Empresarial de Servicios al Turismo.

La medida, que el Gobierno justificó con supuestas "irregularidades en
los procedimientos", fue considerada por emprendedores privados como una
contradicción en las llamadas "reformas económicas" y una fórmula para
frenar la concentración de la propiedad y la riqueza en el sector privado.

Source: 'Dicen que estamos robando clientes a los hoteles'. Arrendadores
se quejan de las trabas del Gobierno | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498425364_32123.html

Los negros siguen siendo mayoría en 'los sectores económicos menos beneficiosos'

Los negros siguen siendo mayoría en 'los sectores económicos menos
beneficiosos'
AGENCIAS | La Habana | 25 de Junio de 2017 - 20:51 CEST.

"En todas las épocas, las personas negras han estado vinculadas a los
sectores menos beneficiosos desde el punto de vista económico" en la
Isla, dijo el escritor Tato Quiñones durante un panel dedicado a
analizar la historia de los debates raciales al interior del movimiento
obrero cubano, reporta la agencia IPS.

Convocado por el grupo Anamuto, que integran la Cátedra de Pensamiento
Haydée Santamaría, el Consejo Supremo Abakuá de Cuba y el Grupo
Chequendeke (oficialistas), el debate se realizó el viernes en la
Sociedad de Torcedores de La Habana, ubicada en el barrio de Cayo Hueso.

"Dirigir la mirada al pasado y analizar las relaciones entre el
movimiento obrero y la llamada cuestión racial en Cuba puede ser útil
para ubicar en perspectiva los retos presentes en este tema", consideró
Quiñones.

Para el investigador "la obra, la herencia y las enseñanzas de quienes
anteriormente lucharon por sus derechos pueden servir de referencia en
un contexto diferente, pero en el cual también se reproducen patrones
discriminatorios".

Al respecto, señaló que "aún hoy, con casi seis décadas de Revolución,
es muy difícil encontrar a negros y negras en paladares de alto nivel,
ocupando puestos importantes en los hoteles o en los bares más populares
o exclusivos de la ciudad".

"En los espacios donde circula más dinero la mayoría de las personas son
blancas", añadió.

Al respecto, el historiador Mario Castillo apuntó que si bien "en los
últimos años se han desarrollado eventos, debates y otras iniciativas
dedicadas a la temática racial, el tema de la discriminación por color
de la piel en el espacio laboral ha sido poco visibilizado".

Por otra parte, Raúl Ramos, filósofo y especialista del Archivo Nacional
de Cuba, instó a estudiar con mayor profundidad el legado de líderes
obreros e intelectuales negros, "cuya trayectoria dejó aprendizajes
interesantes para el presente".

Entre ellos mencionó a José Antonio Aponte, Aracelio Iglesias, Jesús
Menéndez, Juan René Betancourt y Martín Morúa Delgado.

Además, destacó la figura de Evaristo Estenoz (1872-1912), líder y
fundador del Partido Independiente de Color (1908-1912), a quien
calificó de "héroe vilipendiado en su tiempo por una sociedad racista y
prácticamente olvidado en la actualidad".

En el conversatorio, Tato Quiñones también criticó la "escasa y
maltratada" representación de las personas negras en la prensa cubana.

"Tomé dos periódicos Granma y Juventud Rebelde al azar y encontré que
entre más de 30 fotografías, solo aparecen cuatro personas negras, en
todos los casos deportistas, lo que además contribuye a reafirmar
estereotipos", dijo el ensayista mientras sostenía en la mano un
ejemplar de cada diario, ambos con fecha del miércoles 21 de junio de 2017.

La comunicadora Haled Martínez comentó su preocupación con que los
esfuerzos que se hacen por "sacar a la luz" la problemáticas raciales
"no lleguen a nada".

A su juicio, "no es tanto una cuestión de silencio o ausencia de voces,
sino de sordera, porque hay bibliografía, investigaciones y testimonios,
pero todo eso sigue sin llegar a quienes deciden, o peor aún, llega y no
tiene ninguna repercusión".

El Gobierno esquiva el debate sobre el racismo en Cuba y mantiene que la
Revolución acabó con ese problema, aunque los negros sean mayoría en las
cárceles y en los barrios más pobres.

Las organizaciones de la sociedad civil que denuncian el racismo en
foros nacionales e internacionales y mantienen una crítica frontal a la
postura del Gobierno son sistemáticamente reprimidas.

Source: Los negros siguen siendo mayoría en 'los sectores económicos
menos beneficiosos' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498416679_32120.html

Analista: 'Las nuevas disposiciones de Trump podrían reducir las remesas a más de un millón de cubanos'

Analista: 'Las nuevas disposiciones de Trump podrían reducir las remesas
a más de un millón de cubanos'
DDC | Miami | 26 de Junio de 2017 - 14:45 CEST.

Para William LeoGrande, profesor de la American University especializado
en las relaciones entre Cuba y EEUU, todo parece indicar que la nueva
política del presidente Donald Trump tiene una "cláusula venenosa". Las
nuevas disposiciones podrían reducir las remesas a más de un millón de
cubanos, según declaraciones que recoge El Nuevo Herald.

Según el memorando que Trump firmó en Miami el pasado 16 de junio los
cambios normativos no deben prohibir "el envío, procesamiento y
recepción de remesas autorizadas", el dinero que se envía desde Estados
Unidos a familiares y amigos en la Isla.

Sin embargo, amplía sustancialmente la definición de a quién no se puede
enviar dinero.

La nueva norma incluye no solamente a los ministros, viceministros y
miembros de los consejos de Estado y de Ministros, sino también a
miembros y empleados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, miembros
de las asambleas provinciales, directivos locales de los Comités de
Defensa dela Revolución, directores generales, subdirectores y altos
funcionarios de todos los ministerios y entidades estatales cubanas,
empleados del Ministerio del Interior y del Ministerio de las Fuerzas
Armadas, y empleados del Tribunal Supremo Popular.

La regulación también incluye a secretarios y primeros secretarios de la
Central de Trabajadores de Cuba, y altos directivos de los principales
medios de comunicación.

Esta categoría tan amplia tiene el potencial de incluir a una cuarta
parte de la fuerza laboral cubana, señaló LeoGrande. "Esto significa una
prohibición de recibir remesas a millones de personas que trabajan para
los militares y GAESA", dijo.

El estatal Grupo de Administración Empresarial (GAESA) es un
conglomerado militar cubano que controla una amplia parte de economía
cubana, incluido el Grupo de Turismo Gaviota.

Una de las piedras angulares de la nueva política de Trump hacia La
Habana es canalizar el dinero y las actividades comerciales
norteamericanas para alejarlos de GAESA, y en su lugar alentar a los
estadounidenses y sus empresas a desarrollar vínculos económicos con
pequeños empresarios cubanos, recordó el medio miamenses.

"Pero ampliar la prohibición de quiénes pueden recibir remesas tiene el
potencial de afectar a muchas familias cubanas, las mismas que Trump ha
dicho que quiere apoyar con su nueva política", dijo LeoGrande.

Muchos cubanos dependen del dinero que reciben de familiares y amigos en
otros países porque los salarios que reciben son muy bajos (unos 27
dólares al mes de media). Se calcula que a la Isla se envían anualmente
3.000 millones de dólares en remesas.

Hasta que no se redacten las nuevas normas establecidas por el
presidente estadounidense, no se podrá definir quiénes son los empleados
del Ministerio de las FAR.

Todos los varones cubanos deben pasar por el servicio militar
obligatorio. "¿Significa esto que un soldado en servicio activo es un
empleado del Ministerio de las Fuerzas Armadas y no puede recibir
remesas?", preguntó Robert Muse, abogado de Washington.

"Hay que esperar a una definición más precisa de lo que eso significa",
añadió.

Tampoco se sabe si una persona que sea oficinista o empleado de bajo
nivel de una empresa de GAESA se considera empleado del MINFAR.

"Tratar de dejar en claro esas definiciones puede convertirse
potencialmente en un dolor de cabeza para las compañías de envío de
remesas", dijo Muse.

Para Western Union los cambios no tienen por fin afectar el envío de
remesas autorizadas a Cuba.

La compañía ofrece servicios de transferencia de dinero a Cuba desde
EEUU desde 1999. Recientemente comenzó a manejar las remesas de otras
partes del mundo hacia la Isla.

Por su parte, LeoGrande insistió en que "quedan muchas cosas por
aclarar", porque "el memorando es muy ambiguo".

Los observadores de la situación también señalan una parte del memorando
que instruye al Departamento de Estado a identificar a las "entidades o
subentidades" controladas o que funcionan a nombre de "servicios o
personal militar, de inteligencia o de los servicios de seguridad"
cubanos, y publicar una lista de personas que se beneficiarían de
"transacciones financieras directas a costa del pueblo cubano o los
emprendimientos privados en Cuba".

Algunos analistas se han centrado en la palabra "directa" expuesta en el
memorando firmado por Trump. El Nuevo Herald recordó que directivas
anteriores de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC),
entidad del Departamento del Tesoro, por lo general se refieren a
transacciones financieras "directas e indirectas".

Source: Analista: 'Las nuevas disposiciones de Trump podrían reducir las
remesas a más de un millón de cubanos' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498481151_32139.html

domingo, 25 de junio de 2017

Cuba and the United States Return to the Trenches

Cuba and the United States Return to the Trenches / Iván García

Iván García, 19 June 2017 — For both countries it amounts to a remake of
the Cold War, this time in version 2.0. It will take time to determine
the scope of the contest or if the new diplomatic battle will involve
only bluffs, idle threats and blank bullets.

With an unpredictable buffoon like Donald Trump and a conspiratorial
autocrat like Raul Castro, anything could happen.

The dispute between Cuba and the United States is like an old love
story, one peppered with resentments, disagreements and open admiration
for the latter's opportunities and consumerist lifestyle.

Beginning in January 1959, the dispute between Havana and Washington
took on an ideological tone when a bearded Fidel Castro opted for
communism right under Uncle Sam's nose. The country allied itself with
the former Soviet Union and had the political audacity to confiscate the
properties of U.S. companies and to aim nuclear weapons at Miami and New
York.

Successive American administrations, from Eisenhower to George Bush Jr.,
responded with an embargo, international isolation and subversion in an
attempt to overthrow the Castro dictatorship.

Times changed but objectives remained the same. Castro's Cuba, ruled by
a totalitarian regime which does not respect human rights and represses
those who think differently, is not the kind of partner with which the
White House likes to do business.

But the art of politics allows for double standards. For various
reasons, Persian Gulf monarchies and Asian countries such as China and
Vietnam — countries which have leap-frogged over democracy like Olympic
athletes and are also heavy-handed in their use of power — are allies of
the United States or have been granted most favored nation status by the
U.S. Congress.

To the United States, Cuba — a capricious and arrogant dictatorship
inflicting harm on universally held values — is different. Washington is
correct in theory but not in its solution.

Fifty-five years of diplomatic, economic and financial warfare combined
with a more or less subtle form of subversion, support for dissidents,
the free flow of information, private businesses and an internet free of
censorship have not produced results.

The communist regime is still in place. What to do? Remain politically
blind and declare war on an impoverished neighbor or to try to coexist
peacefully?

Washington's biggest problem is that there is no effective mechanism for
overturning dictatorial or hostile governments by remote control. The
White House repeatedly shoots itself in the foot.

The embargo is more effective as a publicity tool for the Castro regime
than it is for the United States. This is because the military junta,
which controls 90% of the island's economy, can still trade with the
rest of the world.

The very global nature of modern economies limits the effectiveness of a
total embargo. In the case of Cuba, the embargo has more holes in it
than a block of Swiss cheese. Hard currency stores on the island sell
"Made in the USA" household appliances, American cigarettes and the
ubiquitous Coca Cola.

There are those who have advocated taking a hard line when it comes to
the Cuban regime. In practice, their theories have not proved effective,
though they would argue that Obama's approach has not worked either.

They have a point. The nature of a dictatorship is such that it is not
going to collapse when faced with a Trojan Horse. But as its leaders
start to panic, doubts begin to set in among party officials as support
grows among a large segment of the population. And what is most
important for American interests is to win further approval from the
international community for its geopolitical management.

Obama's speech in Havana, in which he spoke of democratic values while
directly addressing a group of wrinkled Caribbean strongmen, was more
effective than a neutron bomb.

There are many Cubans who recognize that the root of their problems —
from a disastrous economy to socialized poverty, daily shortages and a
future without hope — lies in the Palace of the Revolution.

Hitting the dictatorship in its pocketbook has not worked. In Cuba, as
Trump knows all too well, every business and corporation which deals in
hard currency belongs to the government.

And all the money that comes into the country in the form of remittances
ends up, in one form or another, in the state treasury. Sanctions only
affect the people. I am convinced that, if Cuba's autocrats lack for
anything, it is more digits in their secret bank accounts.

Like other politicians and some members of Congress, Donald Trump is
only looking at the Cuban landscape superficially.

The United States can spend millions to support Cuban dissidents (though
96% of the money goes to anti-Castro organizations based in Florida),
launch international campaigns and impose million-dollar fines on
various foreign banks to punish them for doing business with the
Caribbean dictatorship, but they overlook one thing: the regime's
opponents — local figures who would presumably be leaders of any
prolonged, peaceful battle for democracy on the island — are failing.

The reasons vary. They range from intense repression to the opposition's
proverbial inability to turn out even five-hundred people for a rally in
a public square.

I understand the frustration of my compatriots in the diaspora. I too
have suffered. I have
not seen my mother, my sister or my niece in the fourteen years since
the Black Spring in 2003 forced them to leave for Switzerland.

Various strategies have been tried yet the island's autocrats still have
not given up. They are not going to change of their own free will. They
will retreat to the trenches, their natural habitat, where they can
maneuver more easily. And they will have the perfect pretext for
portraying themselves as victims.

As is already well known, the real blockade is the one the government
imposes on its citizens through laws and regulations that hinder them
from accumulating capital, accessing foreign sources of credit and
importing goods legally.

The regime has created anachronistic obstacles to the free importation
of goods from abroad by imposing absurd tariffs and restrictions.

But Cubans want a real democracy, not a caricature. We have to
understand that we must find the solutions to our problems ourselves.

Cuba is a matter for Cubans, wherever they happen to reside. All that's
lacking is for we ourselves to believe it.

Source: Cuba and the United States Return to the Trenches / Iván García
– Translating Cuba -
http://translatingcuba.com/cuba-and-the-united-states-return-to-the-trenches-ivn-garca/

Descienden graduados en Cuba por quinto año consecutivo

Descienden graduados en Cuba por quinto año consecutivo
Posted on 24 Junio, 2017
Por Daniel Benítez

La época de graduaciones multitudinarias en todos los niveles
educacionales parece definitivamente un escenario del pasado en Cuba.

Según cifras oficiales, se registró un descenso entre los egresados de
todos los niveles, para totalizar poco más de 400,507 durante el curso
escolar 2015/2016.

Es el quinto año consecutivo que la cantidad de graduados desciende.

Estas estadísticas están muy distantes de los computados para el ciclo
2010/2011, cuando salieron con diferentes diplomas un total de 554,830;
el curso siguiente la cifra fue de 539,139, mientras en el
correspondiente al 2012/2013 el número de egresados apenas se acercó
al medio millón, con un total de 497,142.

Menos egresados universitarios

El reporte publicado por la Oficina Nacional de Estadísticas e
Información (ONEI) refleja que en el pasado período lectivo los
graduados de la educación superior tuvieron una disminución de 12,290
con relación a 2014/2015, cuando se registraron 36,261 licenciados. La
cifra queda muy lejos de los 89,560 graduados que salieron titulados por
una institución universitaria en 2011/2012.

Las Facultades Obreras Campesinas también decrecieron en cantidad de
egresados con una cifra de 11,945, distante de los 59,069 que emergieron
de sus aulas en 2010/2011.

En el informe se señala además que la matrícula inicial para el curso
2016/2017, que aún no tiene cifras finales, reflejó un incremento de
36,575 alumnos para un total de 2,030,432.

Sobresale el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) con un crecimiento en
educandos de 6,595, fijando en 76,329 los que estudian carreras
relacionadas con la Medicina en todo el país.

En el presente ano lectivo el personal docente para cubrir las distintas
asignaturas fue de 194,811, de los cuales 147,293 fueron mujeres. El
personal no docente por su parte sumó unas 114,654 personas.

Source: Descienden graduados en Cuba por quinto año consecutivo - Cafe
Fuerte -
http://cafefuerte.com/cuba/30980-descienden-graduados-cuba-quinto-ano-consecutivo/

Podrían cancelarse los conciertos en Cuba de artistas estadounidenses, según expertos

Podrían cancelarse los conciertos en Cuba de artistas estadounidenses,
según expertos
Alberto Fiallo

Varios expertos consideran que el flujo de artistas estadounidenses a la
Isla no se detendrá, pese a la nueva política hacia Cuba anunciada
recientemente por el presidente Donald Trump.

No obstante, los artistas estadounidenses que quieran continuar
visitando Cuba tendrán que olvidarse de pedir reserva en hoteles de lujo
como el Saratoga o el flamante Kempinski y deberán irse con las maletas
a algún arrendatario particular para no violar las nuevas normas
establecidas.

Las regulaciones prohíben a los ciudadanos estadounidenses gastar dinero
en hoteles gestionados por el grupo empresarial (GAESA), que agrupa a
empresas de las Fuerzas Armadas y tiene a su cargo el grupo turístico
Gaviota que gestiona más de 53 hoteles y una empresa de alquiler de
autos, entre otros negocios.

En cualquier caso, las grandes estrellas del espectáculo, habituadas a
viajar con el máximo de confort y todos los caprichos cubiertos, no
podrán disfrutar de la creciente industria del turismo de lujo en Cuba
ni de los grandes hoteles en Varadero y el resto de los "paraísos" del país.

Si bien no es imposible, el camino para organizar conciertos en Cuba se
complejizará aún más cuando comiencen a entrar en vigor las nuevas
medidas de Trump.

"Será un poco más difícil organizar un evento", dijo el abogado Pedro
Freyre a la revista de música Billboard.

Freyre, director de práctica internacional en el bufete de abogados
Akerman en Miami y experto en relaciones comerciales entre Estados
Unidos y Cuba dijo que "tendrán que navegar por un campo minado de a
quién puedes tratar: ¿Puedo sentarme en la mesa con esta entidad o no?
¿Puedo pagar a esta entidad o no? Es un efecto escalofriante cuando el
tío Sam está mirando por encima de tu hombro".

En los últimos dos años La Habana se estaba convirtiendo en la ciudad de
moda de las estrellas del mundo del espectáculo en Estados Unidos. En
muy poco tiempo viajaron a la isla figuras como Madonna, Beyonce, Bon
Jon Jovi, Katty Perry, Kanye West y Kim Kardashian y, además de de Diplo
y Major Lazer que ofrecieron un multitudinario concierto en la Tribuna
Antiimperialista.

Según medios de la Isla este año se esperaba al salsero nacido en
Estados Unidos, Marc Anthony, pero según especialistas cubanos es casi
imposible que suceda.

"Todo estaba casi listo para este concierto en el que Marc Anthony
cantaría junto a Gente de Zona y quizás Jennifer López, pero con la
vuelta de Trump a la Guerra Fría es casi imposible que se pueda realizar
ese espectáculo", dijo un crítico musical cubano que prefirió el
anonimato. "Son demasiadas trabas burocráticas por parte del gobierno
norteamericano para que conciertos como ese puedan realizarse sin
tensiones", agregó.

Source: Podrían cancelarse los conciertos en Cuba de artistas
estadounidenses, según expertos - CiberCuba -
https://www.cibercuba.com/noticias/2017-06-23-u174664-e20037-podrian-cancelarse-conciertos-cuba-artistas-estadounidenses